lunes, febrero 23, 2004

La Seguridad Social me sorprende

Gratamente, por su rapidez. Tenía un volante para hacerme una radiografía urgente esta tarde, sin necesidad de esperar lista de espera ni nada. El caso es que he salido de trabajar esta tarde antes de comer, y tras comer en el Doner Kebab de la plaza de Ópera (por cierto, riquísimo el Doner Kebab este...) me he ido a hacer la radiografía al ambulatorio de San Blas.

En un cuarto de hora tenía dos hermosas fotos de mis interiores :-), y tras enseñarselas al médico, me ha comentado que descartamos la neumonía, y me ha mandado unas pastillas esfervescentes con codeína para que eche todos los mocos que tengo almacenados... Vamos a ver si me hace efecto, y si no, volveremos la semana que viene.

Libros

Me acabé de leer Almacén de Antigüedades, de Charles Dickens. Un libro como la vida, con tristeza y con esperanza. Y tierno. Me gusta Dickens.

Ahora estoy con Escenas Matritenses, de Ramón de Mesonero Romanos (bufff, es difícil encontrar enlaces a libros clásicos...). Lo que llevo hasta ahora está bien: un retrato del Madrid de la primera mitad del siglo XIX. Parece mentira que uno pueda vivir en un sitio con tanta historia detrás. En algunas cosas hemos cambiado mucho, en otras seguimos igual.



Publicar un comentario en la entrada