martes, diciembre 30, 2014

Radar por tramos en M-40. ¿Buena idea?

Como algunos ya habréis visto, en los paneles luminosos de la M-40 estos días se han puesto nuevos mensajes indicando que existen tramos de control de velocidad en la vía.



Investigando ahora mismo en Internet en la web de la DGT (Controles de velocidad en M-40) parece que no hay ningún «radar» de tramo instalado en la M-40, al menos de momento. Pero el caso es que mucha gente se lo ha tomado en serio y casi todo el mundo está circulando a 100 km/h. Entre ellos, un servidor.

Hasta ahora, en la M-40 (con velocidad limitada a 100 por señales), y tres carriles por sentido en la mayor parte de su recorrido, la gente, con circulación sin retenciones, se distribuía aproximadamente de la siguiente manera:

  • Carril derecho: vehículos circulando a una media de 90, y «obstáculos» móviles más lentos.
  • Carril central: vehículos adelantando a los anteriores, con velocidad media de 100 km/h, además de obstáculos móviles atrapados por el conocido electromagnetismo del carril central.
  • Carril izquierdo: vehículos adelantando a los anteriores, con velocidad de 110 km/h
La M-40 es una carretera de alta densidad de circulación, en la que el criterio de "volver al carril de la derecha" tras adelantar es difícil, tanto por la existencia de «obstáculos móviles» en el carril derecho, como el electromagnetismo inducido en el carril central que impide a multitud de conductores circular por el carril derecho.

Estos días pasados, temiendo la posible existencia real de cámaras en varios puntos de la carretera a modo de «radar» de tramo, y sabiendo que esta clase de sistemas de control de velocidad no tiene ningún porcentaje de error (multa de manera exacta con sólo pasarse 1 km/h de la velocidad media en el tramo), pues uno ha ajustado el limitador de velocidad o el control de crucero a 100 km/h (según el coche que conducía). 

Y mi sensación está siendo de menor seguridad. Multitud de coches en paralelo a la misma velocidad, ya que la diferencia de velocidad entre carriles está siendo estos días mucho menor. 

Por ejemplo, caso real: he iniciado un adelantamiento a 100 km/h cuesta arriba, desplazándome al carril izquierdo, pero antes de completar el adelantamiento ha empezado una cuesta abajo que ha anulado la diferencia de velocidad respecto al vehículo que estaba adelantando. Y claro, ese adelantamiento que, en caso de no existir radar por tramo habría finalizado acelerando hasta 109 km/h, ahora uno ya no se atreve a finalizarlo para no superar la velocidad media... Vamos, que al final he desistido del adelantamiento, he levantado el pie y he vuelto al carril central.

Vamos, que al final se tiende a una circulación del tipo: 
  • Carril derecho: vehículos circulando a una media de 90, y «obstáculos» móviles más lentos.
  • Carril central: vehículos adelantando a los anteriores, con velocidad media de 100 km/h, además de obstáculos móviles atrapados por el conocido electromagnetismo del carril central. Esto incluye camiones circulando a 100 km/h.
  • Carril izquierdo: vehículos intentando adelantar a los anteriores, con casi su misma velocidad, (también media de 100 km/h).
Realmente, no sé hasta qué punto esto es bueno y más seguro que la situación anterior...

Publicar un comentario en la entrada